sábado, 30 de abril de 2016

Quiche de cebolla y queso azúl




Hola de nuevo familia!!!!


Hoy os traigo uno de mis platos favoritos del mundo mundial y es que da igual de lo que sea, si es quiche, me gusta, como dice una blogger de belleza  a la que sigo y os recomiendo encarecidamente si sois amantes del mundo potinguil (Bliur) mancanta, me sulibella y me alicata el alma XD y es que señores, lo único que pueden hacer para estropearme a mí una quiche, es echarle bacalao, pero siendo yo la que cocina, no caerá esa breva.


Cara que se me pondría al comprobar que la quiche lleva bacalao.


Ingredientes:

Masa:
  • 150 gr de harina.
  • 75 gr de mantequilla fría.
  • 40 gr de agua.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 1 cucharadita de azúcar.
Relleno:
  • 200 gr de queso azul.
  • 2 cebollas.
  • 3 huevos.
  • 200 gr de nata de cocinar.
  • 30 gr de aceite de oliva.
  • Nuez moscada.
  • Pimienta.
  • Sal.
Preparación (thermomix)

  1.  Pon todos los ingredientes de la masa en el vaso en el mismo orden en el que aparecen y programa 15 segundos, velocidad 6. Haz una bola con ella y envuélvela en papel film. Déjala reposar en la nevera de 30 minutos a 2 horas. 
  2. Si la masa está demasiado dura, déjala reposar 10 minutos en la encimera.
  3. Espolvorea la encimera con harina y coloca la masa encima. Con ayuda del rodillo empieza a estirar la masa desde el centro hacia arriba, dale la vuelta un cuarto (deberás levantar la masa para que no se pegue) y vuelve a repetir la operación, así conseguirás que la masa te quede redonda. Tiene que tener unos 3, 4 milímetros de espesor. 
  4. Cubre el rodillo con ella y llévala al molde (de unos 26 cm) y ajústala a él. Pínchala con un tenedor y métala en la nevera mientras precalientas el horno a 180º calor arriba y abajo.
  5. Cuando vayas a meterla al horno cubre la masa con papel de hornear y coloca encima pesas de hornear o en su defecto, garbanzo o alubias, para evitar que se hagan bolsas de aire. Cuécela durante 15 minutos. Reserva
  6. Quítale la corteza al queso (en caso de que la tenga ) y trocéalo en la thermo 15 segundos, velocidad 6. Reserva.
  7. Sin lavar el vaso, pica las cebollas 3 segundos velocidad 5, añade el aceite y programa 7 minutos, varoma, velocidad 1.
  8. Añade los huevos, el queso, la nata, la sal, pimienta y nuez moscada y programa 10 segundos, velocidad 3.
  9. Vierte la mezcla sobre la masa pre-horneada y vuelva a meterla en el horno a la misma temperatura durante unos 30 minutos (dependiendo del horno igual necesita un poco más) tiene que quedar completamente cuajada.

Preparación tradicional (Bosch Mum 5 u otra amasadora de pie):

  1. Introduce la harina con la sal y el azúcar y revolver con la pala durante unos segundos a velocidad 2.
  2. Añade la mantequilla en trozos (recuerda que debe estar fría) y cúbrelos con un poco de harina con ayuda de un tenedor.
  3. Mezcla a velocidad 2 hasta tener una textura arenosa (dos minutos, más o menos)
  4. Sin parar la amasadora, añade (a la misma velocidad) el agua poco a poco, hasta que la masa se despegue de las paredes, pero sin llegar a formar una bola.
  5. Haz una bola con ella y envuélvela en papel film. Déjala reposar en la nevera de 30 minutos a 2 horas.
  6. Si la masa está demasiado dura, déjala reposar 10 minutos en la encimera.
  7. Espolvorea la encimera con harina y coloca la masa encima. Con ayuda del rodillo empieza a estirar la masa desde el centro hacia arriba, dale la vuelta un cuarto (deberás levantar la masa para que no se pegue) y vuelve a repetir la operación, así conseguirás que la masa te quede redonda. Tiene que tener unos 3, 4 milímetros de espesor. 
  8. Cubre el rodillo con ella y llévala al molde (de unos 26 cm) y ajústala a él. Pínchala con un tenedor y métala en la nevera mientras precalientas el horno a 180º calor arriba y abajo.
  9. Cuando vayas a meterla al horno cubre la masa con papel de hornear y coloca encima pesas de hornear o en su defecto, garbanzo o alubias, para evitar que se hagan bolsas de aire. Cuécela durante 15 minutos. Reserva.
  10. Pela las cebollas y córtalas en juliana muy finita.
  11. Calienta mientras el aceite y póchala a fuego bajo durante unos 10 minutos. 
  12. Bate los huevos, con la nata en el bol con ayuda del globo durante unos dos minutos a velocidad media (4-5) y sazona con nuez moscada, pimienta negra recién molida y sal. Añade la cebolla y vuelve a batir a velocidad baja unos segundos.
  13. Retírale la corteza al queso (en caso de tenerla) y trocéalo.
  14. Vierte la mezcla de los huevos y la nata sobre la masa pre-horneada y reparte de manera equitativa los trozos de queso en ella. Vuelve a hornearla a la misma temperatura durante unos 30 minutos (dependiendo del horno igual tarda un poco más) tiene que quedar completamente cuajada.
De buenas a primeras igual te parece un poco lío la receta, pero lo que más tiempo te llevará es hacer la masa. ¿Un truco? Hazla un día que tengas tiempo, yo siempre escojo los fines de semana; ya que la puedes congelar hasta tres meses. Con lo cuál puedes doblar las cantidades y así siempre tendrás masa a la que echar mano, ya que el relleno se hace en un abrir y cerrar de ojos ;)

Pues como siempre, espero que os haya gustado la receta, dejadme vuestros comentarios y compartir vuestras fotos conmigo en el grupo de facebook o instagram, utilizando el hashtag #rocienlacocina ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Basado en Plantilla simple. Editado por . 2013